Contaminantes en el pescado

Las aguas son receptoras de muchos contaminantes, que se concentran en los organismos vivos que viven en ellas, como los peces.

contaminantes en el pescadoEs un tema que ha hecho que algunas autoridades, como las de la Unión Europea, den la voz de alarma. También en España, aunque en  menor medida, se ha alertado algo. Por ejemplo, cuando la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, aconsejó a las mujeres embarazadas acerca del exceso de consumo de diversas especies de pescado a consecuencia de sus elevadas concentraciones de mercurio.

Contrasta la escasa conciencia existente en España con la que hay en otros países en los que se llega a advertir a los consumidores mediante carteles en las propias pescaderías acerca de los riesgos.

No obstante se han realizado algunos estudios importantes en España.

Por ejemplo, el estudio “Contaminación química por los alimentos más consumidos en Cataluña. Evaluación del riesgo para la salud de la población asociado a la presencia de contaminantes químicos en pescado y marisco” que se realizó entre 2004-2005, hecho por universidades catalanas con financiación de la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria (ACSA).

El estudio destacaba la mayor concentración de mercurio, bifenilos policlorados, éteres difenílicos  polibromados, éteres difenílicos policlorados, hexaclorobenceno, dioxinas y furanos, y naftalenos policlorados, que se observa en el pescado azul. Aunque en el salmonete (pescado blanco) se apreciaba una fuerte polución.

En crustáceos y mariscos se detectó una mayor concentración de contaminantes como arsénico, cadmio, plomo e hidrocarburos aromáticos policíclicos. Sin embargo, el salmonete tenía mucho arsénico y el salmón mucho plomo.

Se añadía que en general, las concentraciones estaban por debajo de los valores máximos establecidos por la UE, con excepción del mercurio en el emperador (aunque también eran relativamente altos en el atún, lo que , al ser un pescado tan consumido, es preocupante). Si bien cabe decir que ésos valores establecidos están en discusión acerca de su garantía sanitaria. Además, como destaca el propio informe oficial, en el caso de diversos contaminantes importantes (arsénico, éteres difenílicos polibromados, éteres difenílicos policlorados, hexaclorobenceno, hidrocarburos aromáticos policíclicos y naftalenos policlorados) no se han fijado los límites máximos.

El informe establecía que, para la mayoría de los contaminantes, el grupo de pescado que más podía contribuir al ingreso de tóxicos en los cuerpos de los consumidores era el pescado azul, seguido del pescado blanco y los crustáceos y el marisco. Señalando la especial preocupación existente por la mayor concentración de contaminantes en niños y mujeres (lo que es especialmente inquietante en el caso de las embarazadas).

Se destacaba que la ingesta de metilmercurio (un 90% del mercurio presente en el pescado, estaría en esta peligrosa forma), superaba los parámetros recomendados en el caso de los niños. El dato es preocupante y más si pensamos en lo cuestionados que están los límites legales establecidos, que muy probablemente subestimen los riesgos.

Los españoles tenemos en nuestros cuerpos unos muy altos niveles de mercurio, si nos comparamos con otros países europeos, tal y como ha alertado el Instituto de Salud Carlos III. En buena medida, por el pescado. En concreto 10 veces más altos que los alemanes, por ejemplo.

Botón Ver referencias