Algunos impactos del uso de pesticidas en España

El alto consumo de pesticidas en España genera unos impactos muy notables, tanto sobre la biodiversidad como sobre la salud humana, pero no ha existido un adecuado interés oficial en hacer un seguimiento detallado de estos impactos

Aun así, diferentes instituciones científicas han realizado investigaciones que han constatado, por ejemplo, una importante contaminación de los recursos hídricos a consecuencia del uso de pesticidas en diferentes áreas de la geografía nacional.

Un ejemplo es la zona afectada por la agricultura intensiva almeriense, en la que se ha registrado contaminación de las aguas subterráneas y superficiales, y aún en la del grifo, en diferentes estudios12. Decenas de pesticidas distintos han sido medidos, por ejemplo, en buena parte de los pozos del Campo de Dalías. Es importante señalar que muchos de los plaguicidas detectados en los estudios realizados son disruptores endocrinos, y algunos son sustancias persistentes y bioacumulativas. Pesticidas como el endosulfan fueron medidos en muchas de las muestras durante años.

Los pesticidas han sido detectados por doquier en las aguas de los más diversos puntos de España. Por ejemplo en las aguas del Ebro, Guadalquivir, Júcar o Llobregat, donde se ha detectado la presencia de decenas de ellos, pudiendo representar una seria amenaza para sus comunidades de seres vivos y, en algún caso, probablemente también entrañar algún riesgo para la salud humana. Los pesticidas organofosforados fueron los más frecuentemente medidos, de los que también eran frecuentes los azoles, los derivados de la urea, las triazinas, los neonicotinoides y otros. El imazalil era el pesticida que se hallaba a mayores concentraciones, salvo en el Guadalquivir donde era el diuron el que alcanzaba mayores concentraciones. Las depuradoras apenas eliminan una parte de estos contaminantes13.

Recientemente científicos de dos universidades valencianas detectaron una fuerte presencia de pesticidas a lo largo del recorrido del río Júcar, con unos niveles que podrían comprometer su ecología14. Además estos datos no dejan de ser representativos de lo que puede estar sucediendo en otros cursos fluviales del país. En concreto, se midieron 23 pesticidas tanto en el agua como en los peces. Las muestras fueron tomadas en cinco puntos de muestreo desde la zona del nacimiento del río, en la Serranía de Cuenca, hasta la zona cercana a su desembocadura, en Valencia. Las muestras se tomaron, además, en meses en los que la concentración de pesticidas era menor por no ser los de mayor uso de los mismos. Algunos pesticidas fueron detectados en todos los puntos de muestreo a lo largo del curso del río, otros en casi todos, otros en algunos puntos solo. Se midieron sustancias como el pyriproxyfen (sustancia prohibida en la UE desde 2010), el prochloraz, el dichlofention, el imazalil, el chlorfenvinfos (prohibido en UE desde 2010), el chlorpyriphos, hexytiazox, buprofezin (prohibido UE 2010), diazinon , ethion (prohibido UE 2010), parathion ethyl (prohibido UE 2005), atrazine (prohibido UE 2005). Los dos últimos, muy persistentes en aguas subterráneas, pero no en superficiales. Había también presencia, en menor grado, de otros pesticidas como el dimetoato, fenoxon-sufoxide, malathion (prohibido UE desde 2005) y tolclofos methyl.

La mayor parte de los pesticidas que fueron medidos en las aguas fueron también medidos en el interior de los peces -gobios, black bass, bogas, alburnos, anguilas, truchas,...- que estaban en ellas, a veces a altas concentraciones. Los científicos manifestaban que “la amplia presencia de pesticidas en los peces sugería potenciales efectos severos sobre sus poblaciones y otros seres vivos acuáticos”.

Entre los pesticidas medidos, aparecían, como se ve, algunos prohibidos ya hace años y que podrían seguir usándose, ya que por la persistencia que se les atribuye no deberían estar ya presentes. Ello puede ser evidencia del uso, probablemente muy extendido, de sustancias prohibidas y del escaso control existente en estas cuestiones.

Evidentemente, como ya se ha indicado, lo que sucede en el Júcar acontece, de modo semejante, en otros cursos fluviales del país. No es al caso extendernos, pero podríamos hacerlo con estudios realizados en otros ríos del país, como el Duero, el Miño15 y otros cursos fluviales en los que se ha medido la presencia de los más diversos pesticidas.

Los pesticidas están en cabeza entre las sustancias más preocupantes de cuantas contaminan las aguas, tal y como se concluye en una vasta investigación internacional realizada en cuatro ríos europeos (entre ellos el Llobregat)16. La mayoría de las sustancias contaminantes de alto o muy alto riesgo, en concreto un 74% de los centenares que fueron medidas en este estudio, eran pesticidas.

Junto a los efectos ecológicos de esta extensa contaminación de las aguas, están también los riesgos para la salud humana. En España hay zonas que han tenido graves problemas de abastecimiento de agua potable por la fuerte presencia de pesticidas en las aguas subterráneas, como está pasando ahora, por ejemplo, en algunos municipios de la Ribera valenciana.

El problema ha tendido a ser ocultado. La Administración no informa debidamente acerca, por ejemplo, de la presencia de residuos de pesticidas en el agua de abastecimiento de muchas poblaciones, que llega a conocerse a veces solo cuando entidades independientes realizan analíticas y las publican.

España debe liderar la prevención de la polución de las aguas subterráneas

Un aspecto fundamental, dada la situación de algunos acuíferos españoles, muy contaminados por pesticidas y otras sustancias (como nitratos), y más en un país con las peculiaridades climáticas e hidrológicas de España, es el de las aguas superficiales y subterráneas.

Sobre estas últimas, por ejemplo, nos gustaría que el compromiso de la Administración española le llevase a suscribir frases como ésta: “el objetivo es continuar teniendo los criterios más estrictos de la UE. Debemos asegurar la mejor protección posible para nuestras aguas subterráneas basada en nuestras especiales condiciones geológicas y asegurar que, en el futuro, podamos seguir usando agua subterránea sin tratar para beber” (...) “Debemos asegurar el mantenimiento de las aguas subterráneas más limpias del mundo ahora, en diez años y al más largo plazo”.

Ojalá en los documentos españoles sobre pesticidas pudiesen encontrarse declaraciones de principios tan contundentes. Lamentablemente no es así. La frase procede de la estrategia de pesticidas de Dinamarca17 que no solo pretende aplicar medidas más estrictas en su territorio, sino que éstas se extiendan a toda la UE. España debiera ser un aliado en esas pretensiones. Lo mismo cabe decir sobre las aguas superficiales.

España debería aplicar los criterios más estrictos de la UE en cuanto a la prevención de la contaminación de las masas de agua. Y una de las primeras acciones en ese sentido, como en los demás asuntos, debiera ser establecer un plan de reducción en el uso de pesticidas en España.

Debe irse más allá de medidas como las que han venido incluyéndose hasta ahora en los documentos oficiales y que se limitan en su mayoría a establecer unas pequeñas distancias donde se restringe o prohíbe el uso de pesticidas alrededor de pozos o cursos de agua, o muy limitadas y vagas medidas sobre el nivel de uso de los pesticidas, difíciles de controlar, y que en muchos casos no evitarán la contaminación de acuíferos (por ejemplo en zonas permeables). Todas esas medidas no protegerán adecuadamente estas masas de agua si no se acometen planes que realmente reduzcan el uso de pesticidas en ellas de un modo más amplio. Hay acuíferos en España que ocupan centenares de kilómetros cuadrados y son precisas acciones que afecten a muy vastas extensiones si de verdad se quiere prevenir su polución por pesticidas.

Igualmente, las medidas sobre control de la presencia de pesticidas en las aguas y no digamos sobre la información a la población acerca de ello, dejan muchísimo que desear.

Referencias

12. Fernández-Gutiérrez A, Martínez- Vidal JL, Arrebola-Liebanas FJ, González-Casado A, Vilchez JK. Determination of endosulfan and some pyrethroids in waters by micro liquid-liquid extraction and GC-MS. J Analyt Chem 1998; 360(5).
Chiron S, Valverde A, Fernandez- Alba A, Barcelo D. Automated sample preparation for monitoring groundwater pollution by carbamate insecticides and their transformation products. J AOAC Int 1995; 78(6).
Penuela GA, Barcelo D. Application of C-18 disks followed by gas chromatography techniques to degradation kinetics, stability and monitoring of endosulfan in water. J Chromat 1998; 795(1).
Fernández-Alba AR, Aguera A, Contreras M, Penuela G, Ferrer I, Barcelo D. Comparison of various sample handling and analytical procedures for the monitoring of pesticides and metabolites in ground waters. J Chromat 1998; 823(1- 2).
Garrido-Frenich A, Espada M, Martínez-Vidal JL, Molina L. Bro- ad-spectrum determination of pesticides in groundwater by gas chromatography with electron capture detection, nitrogen-phosphorus detection, and tandem mass spectrometry. J AOAC Int 2001; 84(6). Serrano Ramírez JL. «Información procedente del programa de vigilancia de intoxicaciones agudas por plaguicidas en Almería (2000-2002)». Jornada Científica sobre Vigilancia de Intoxicaciones por Plaguicidas y Exposición Ocasional. Granada, 2002.

13. Environmental impact of pesticides after sewage treatment plants removal in four Spanish Mediterranean rivers. Campo, Julian; Masiá, Ana; Blasco, Cristina; Picó, Yolanda; Andreu, Vicente. EGU General Assembly 2013, held 7-12 April, 2013 in Vienna, Austria, id. EGU2013-4490 Occurrence and removal efficiency of pesticides in sewage treatment plants (STPs) from Ebro, Guadalquivir, Jucar and Llobregat rivers (Spain). Julián Campo, Ana Masiá, Cristina Blasco and Yolanda Picó. Sci Total Environ. 2009 Feb 15;407(5):1784-97. Assessment of Doñana National Park contamination in Procambarus clarkii: integration of conventional biomarkers and proteomic approaches. Vioque-Fernández A, Alves de Almeida E, López-Barea J. Department of Biochemistry and Molecular Biology, Severo Ochoa building, Campus of Rabanales, University of Córdoba, A4 highway, Km 396a, 14071 Córdoba, Spain.

14. Journal of Hazardous Materials. Volume 265, 30 January 2014, Pages 271–279.. Patterns of presence and concentration of pesticides in fish and waters of the Júcar River (Eastern Spain). Vicent Belenguer, Francisco Martinez-Capel, Ana Masiá, Yolanda Picó.

15. Science of The Total Environment. Volume 440, 1 December 2012, Pages 194–203. Integrated modelling and monitoring at different river basin scales under global change. Analysis of monitoring programmes and their suitability for ecotoxicological risk assessment in four Spanish basins. Julio C. López-Doval, Núria De Castro-Català, Ignacio Andrés-Doménech, Julian Blasco, Antoni Ginebreda, Isabel Muñoz

16. Science of The Total Environment. Volume 409, Issue 11, 1 May 2011, Pages 2064–2077. A new risk assessment approach for the prioritization of 500 classical and emerging organic microcontaminants as potential river basin specific pollutants under the European Water Framework Directive. Peter Carsten von der Ohe, Valeria Dulio, Jaroslav Slobodnik, Eric De Deckere, Ralph Kühne, Ralf-Uwe Ebert, Antoni Ginebreda, Ward De Cooman, Gerrit Schüürmann, Werner Brack

17. Protect water nature and human health. Pesticides strategy 2013-2015. The Danish Goverment, February 2013.