Greenpeace denuncia que la Comisión Europea se rendirá ante la industria y permitirá plaguicidas tóxicos para las abejas

Panel de abejas | EVA GONZALEZ/EUROPA PRESS - Archivo
MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -    

Greenpeace ha denunciado, tras tener una filtración desde la Comisión Europea, que los gobiernos europeos "ceden a la presión de la industria" y allanarán el camino a los plaguicidas tóxicos para las abejas.

De acuerdo con esta filtración, revelada por la ONG, la Comisión Europea, tras las presiones de la industria agroquímica y de los Gobiernos rebajará los criterios de seguridad que llevaron a los Veintiocho a prohibir en abril de 2018 tres plaguicidas neonicotinoides (clotianidina, imidacloprid y tiametoxam). Los Gobiernos de los Estados Miembro discutirán entre este jueves y viernes el plan en una reunión en Bruselas. Así, la Comisión Europea, que prohibió el uso de estos tres neonicotinoides, parece que no prevé aplicar los mismos criterios a todos los plaguicidas peligrosos.    

En este contexto, advierte de que España es uno de los países que se opone a adoptar la guía europea que protegería a las abejas y a otros polinizadores de todos los plaguicidas peligrosos.

En concreto, los Gobiernos de Italia, España, Países Bajos, Portugal, Grecia, Irlanda, Eslovenia y Reino Unido apoyaron la prohibición de los tres neonicotinoides, pero ahora se oponen a la aplicación de los mismos estándares a otros plaguicidas. Otros gobiernos, incluidos los de Alemania, Luxemburgo y Eslovenia, también apoyaron la prohibición, pero aún no han comentado el plan de la Comisión para evitar que se apliquen los mismos criterios a otros plaguicidas. Greenpeace afirma que en la actualidad, sólo Francia y Austria se oponen el plan de la Comisión Europea.    

El responsable de agricultura de Greenpeace España, Luis Ferreirim, ha criticado a los gobiernos porque les gusta presentarse como "defensores" de las abejas pero a puerta cerrada, en Bruselas, hacen "el trabajo sucio para la industria agroquímica".

"Después de haber apoyado la prohibición de tres neonicotinoides el año pasado, ahora quieren imposibilitar la prohibición de otros plaguicidas igualmente peligrosos para estos importantes insectos. Si estos gobiernos se salen con la suya, esto supondría que se podría reemplazar los productos químicos prohibidos por otros plaguicidas igualmente peligrosos", ha afirmado.

Por ello, insiste al Gobierno en que si realmente le preocupan las abejas y los polinizadores apoye la adopción integral e inmediata de la guía diseñada para protegerlos de los plaguicidas.

La ONG añade que según el documento filtrado, la Unión Europea "solo evaluaría la toxicidad aguda para las abejas (es decir, los efectos resultantes de un solo contacto con un producto químico por ingestión o por contacto físico) e ignoraría la toxicidad crónica (es decir, los efectos resultantes de la exposición repetida o continua) y los efectos sobre las larvas de abejas.

FUENTE: EuropaPress