Hogar sin toxicos | Nuestra casa está llena de sustancias que causan enfermedades. Infórmate y actúa para lograr un hogar más sano.

Nuestra casa está llena de sustancias que causan enfermedades. Infórmate y actúa para lograr un hogar más sano.

Vista aérea de una planta depurativa de agua

Más de setenta candidaturas al Parlamento Europeo se comprometen a descontaminar la UE

Más de setenta candidaturas al Parlamento Europeo se comprometen a descontaminar la UE

 
Según el último Eurobarómetro, el 84% de la población europea está preocupada por el impacto de las sustancias químicas nocivas en lo productos cotidianos..

Un total de 73 candidatas y candidatos al Parlamento Europeo de 13 países han firmado ya el «Compromiso Libre de Tóxicos (Toxic-free Pledge) para descontaminar Europa, liberándola de la creciente cantidad de sustancias tóxicas que amenazan a la salud de la población y a la naturaleza. La acción ha sido promovida por 18 organizaciones de la sociedad civil europea, encabezadas por la Oficina Europea del Medio Ambiente (EEB). La firma sigue abierta para conseguir el respaldo de más candidaturas, así como de más miembros del Parlamento Europeo después de las elecciones.

Según Carlos de Prada, responsable de la iniciativa Hogar sin Tóxicos, una de las entidades que han colaborado en esta acción desde España, junto con Ecologistas en Acción, «es mucho lo que está en juego. Es preocupante que muchos políticos europeos se despreocupen e incluso sean abiertamente hostiles antes las medidas contra la contaminación química, cuando, según el último Eurobarómetro, más de cuatro de cada cinco encuestados (el 84%) están preocupados por el impacto de las sustancias químicas nocivas presentes en los productos cotidianos en su salud, y una proporción similar (84%) está preocupada por el impacto de dichas sustancias químicas en el medio ambiente. ¿A quien representan entonces tales políticos?”.

Para Kistiñe García, del Área de Tóxicos de Ecologistas en Acción, «queda mucho por hacer aún, por eso urge que las y los candidatos se comprometan con la defensa de la salud de la población frente a unas sustancias tóxicas que están cada día más presentes en nuestros cuerpos y que, según la comunidad científica, se asocian a problemas sanitarios con una creciente incidencia como el cáncer, la infertilidad o los deterioros cognitivos».

Con la firma del «Compromiso Libre de Tóxicos» los políticos prometen que, si son elegidos el próximo 9 de junio, apoyarán estas siete acciones clave:

1. Reformar la ley básica de sustancias químicas de la UE, el Reglamento REACH para eliminar las sustancias tóxicas de los productos de consumo habitual y proteger así la salud de las personas.

2. Eliminar los tristemente famosos «contaminantes eternos» o PFAS (compuestos perluorados y polifluorados, que están ocasionando una contaminación sin precedentes en la UE).

3. Promover la innovación para que los productos de consumo sean más seguros desde su diseño.

4. Mejorar el acceso de la población a la justicia en asuntos de contaminación química.

5. Hacer que se cumpla el principio «quien contamina paga», de modo que los contaminadores rindan cuentas y no sea la toda la sociedad la que pague con su dinero y su salud por los daños causados.

6. Mejorar la transparencia y trazabilidad de las sustancias químicas, de modo que se pueda conocer qué sustancias pueden estar presentes en los productos a los que se exponen las y los consumidores, algo que actualmente es muy difícil.

7. Frenar la exportación a terceros países de sustancias peligrosas que se prohiben en la UE.

Hasta ahora, decenas de candidatos han firmado estos siete compromisos pero, como apunta Carlos de Prada, «esperamos que sean muchos más los que lo hagan antes de los comicios. Además, después de ellos, se seguirán recabando firmas también entre los que resulten elegidos”.

Según Kistiñe García, “necesitamos que nuestros representantes en el Parlamento Europeo conviertan en leyes nuestros deseos, como el de que la industria pague por la limpieza de su propia contaminación, algo que apoya un aplastante 92% de la población”.