Pesticidas y productos industriales se cuelan en el hogar

La calidad de vida que ha experimentado la población mundial durante el último siglo ha sido posible gracias a nuevos productos químicos cuyas consecuencias a medio y largo plazo no se estudiaron en el momento de su fabricación.

Se han usado para erradicar plagas de insectos o para mejorar otros materiales (aislantes, lubricantes...), salvando vidas o evitando pérdidas económicas.

JUNTO A SUS BENEFICIOS, TAMBIÉN TIENEN PERJUICIOS SOBRE LA SALUD

Pero, junto a sus beneficios, suponen riesgos para la salud de las personas. Entre estas sustancias se encuentran los COP, que presentan una alta resistencia a la degradación física, química y biológica, explican los autores de la investigación, publicada en el último número de la revista del CIEMAT, Vértices.

pesticidas y productos industriales se cuelan en el hogarPara la realización del estudio, que se hizo en virtud de un convenio firmado entre el Ciemat y la Organización de Consumidores y Usuarios, se seleccionaron diez viviendas en cada uno de los cuatro países mencionados y en cuyo interior se desplegó un muestrador de aire durante tres meses. Su elección se hizo en base a su cercanía a fuentes potenciales de COP: zonas de agricultura intensiva, desguace y fábricas de automóviles o industrias químicas, y también se consideraron otras posibles fuentes procedentes del interior de las viviendas. Los resultados indican en todos los casos, que los niveles fueron superiores a los límites de detección de los equipos de análisis.

De forma global se observó que los contaminantes mayoritarios son los plaguicidas HCH y los PCB (aislantes para equipos eléctricos), seguidos en orden decreciente por los HCB (plaguicidas), DDT (insecticidas) y los PBDE (usados en plásticos y espumas). Pero se encontraron diferencias importantes entre países cuando las concentraciones de COP se evaluaron por separado.

Así, España es el país con los valores más elevados de PBDE y los plaguicidas HCB y HCH. En el caso concreto de los PBDE, los máximos están asociados a las viviendas situadas en las proximidades de los desguaces, fábricas de automóviles, y empresas de fabricación y distribución de plásticos.

LAS ACTIVIDADES EN EL INTERIOR Y LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS VIVIENDAS

Pese a que no se identificó ninguna fuente potencial de pesticidas procedente del interior de las viviendas, "los resultados parecen indicar que las actividades desarrolladas en el interior, así como las características de dichas viviendas, sí podrían jugar un papel importante en la presencia de los PBDE y PCB en el aire doméstico".

Los autores del artículo, que firman Ángeles Martínez, Adrián de la Torre, Paloma Sanz y Belén Ramos, subrayan que aunque la producción de los PCB se prohibió en muchos países en los 70, podría haber cierta cantidad de estos compuestos en uso, por ejemplo en aislantes usados en la construcción y aditivos en pinturas o papel.

Destacan, además, que los niveles registrados de PBDE y PCB en el aire de interiores, superan los correspondientes a muestras de aire procedentes del exterior."Se trata solo de una primera aproximación que demuestra la presencia de estos COP en los ambientes donde pasamos más largos periodos de tiempo", indican los investigadores, favorables a fomentar más estudios sobre la materia.

Fuente: madri+d