Alergias

La vinculación del incremento de las alergias con la contaminación es algo muy claro para los alergólogos. Es por ello que en entornos urbanos hay una incidencia mucho más alta.

Igualmente hay investigaciones científicas que asocian las alergias con la contaminación química que puede darse en espacios cerrados como el hogar.

El porcentaje de población que padece problemas de este tipo ha crecido a la vez que nuestra exposición a una amplia gama de sustancias químicas.

Las sustancias que aparecen asociadas a las alergias pueden estar presentes en plásticos, productos de limpieza, insecticidas, ambientadores, perfumes, pegamentos, pinturas, tratamientos de muebles, productos de higiene personal...

Entre los elementos más frecuentemente ligados a alergias respiratorias en los niños se cuentan sustancias como el formaldehido de los tableros de madera conglomerada (u otras fuentes como reacciones de sustancias presentes en productos de limpieza), o los ftalatos de algunos plásticos o las sustancias liberadas desde las pinturas.

Una investigación concluía, por ejemplo, que unas sustancias muy usadas en pinturas al agua y barnices, así como en algunos productos de limpieza, podían contribuir muy seriamente al asma y las alergias infantiles. Se trataba de PGEs (propileno glicol y éteres de glicol) que, irónicamente, habían sido usados en pinturas como sustitutos aparentemente más inocuos de otros compuestos que antes se empleaban más.

Otros estudios asociaban algún ftalato (vinculada a cosas como la presencia de suelos de PVC) con un mayor riesgo de rinitis alérgica y ezcemas en los niños.

Investigaciones de laboratorio han mostrado que sustancias como el bisfenol A, los ftalatos, el nonilfenol (vinculado a detergentes), el triclosan… pueden causar alteraciones que propicien reacciones alérgicas.

Algunas sustancias asociadas con alergias

La rinitis ha sido asociada a la exposición a muchísimas sustancias. Aquí solo citamos unas pocas. La rinitis (alérgica): anhidridos ácidos (presentes en resinas epoxi y pinturas), cromo, diisocianatos, latex, niquel, anhídrico trimetílico, ftalatos… rinitis (irritante): compuestos orgánicos volátiles, aldehídos, contaminación del aire, escape de diesel, amoniaco, cloro, ozono, fosgeno…

La dermatitis de contacto alérgica puede ser causada por infinidad de sustancias: formaldehido, fragancias, pegamentos, resinas epoxi, antisépticos, aminas aromáticas, ácido crómico, colorantes, isotiazolinas, latex, pesticidas, conservantes, productos de goma… Dermatitis de contacto (irritante): aminotriazol, antimonio, arsénico, ácido crómico, cromo, detergentes/jabones, óxido de etileno, mercurio, pesticidas, disolventes…Botón Ver referencias

 

 PATOLOGÍAS RELACIONADAS
  » Asma
  » Inmunosupresión
  » Autoinmundad