Detergentes

Si la fabricación y comercialización de tejidos ya puede suponer una gran utilización de compuestos químicos (como podemos ver en el apartado en que nos ocupamos de este asunto) otro tanto podemos decir de su lavado a consecuencia del uso diario.

detergenteEn general, la preocupación común acerca del contenido químico de los detergentes ha estado marcada, ante todo, por los efectos que algunos de sus compuestos, como los fosfatos, podían tener sobre las aguas. Sin embargo, la realidad es más compleja, y atañe también a posibles efectos sobre la salud humana.

En ése sentido, preocupan diferentes tipos de sustancias que pueden estar contenidas en detergentes , suavizantes y otros productos que se usan sobre la ropa, sea la ropa personal o la de cama, por ejemplo.

Entre las sustancias cabe citar algunas fragancias sintéticas de uso muy común o los ftalatos.  O incluso algunos compuestos integrados como  blanqueadores ópticos que crean la ilusión de que la ropa está más limpia. Si pensamos en un suavizante, en concreto, puede haber tolueno, xileno, estireno, timol, fenol...

Sustancias que, en algunos casos, pueden causar irritación o incluso favorecer el desarrollo de tumores.

Un aspecto singular con el que hay que tener cautela es con la limpieza en seco, que a veces pueden dar origen a liberación de sustancias por  haber sido hecha con disolventes muy problemáticos. Mejor prescindir de ella. Y si, por la razón que sea, no ha sido así, mejor dejar la prenda un tiempo al aire libre, fuera del hogar, mientras se reduce la intensidad de sus emanaciones.

También es preciso cuidado con muchos quitamanchas. Pueden contener sustancias muy perjudiciales (como cloruro de metileno o percloroetileno).